“Eso que hacemos ahí (en presencia del otro maléfico) nuestro estar-siendo en in-disciplina” con "humanidad hacia otros", Ubuntu.

Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad.

Nuestro hacer tiene el sesgo de “Eso que hacemos ahí”, expresión desde la cual plantemos la definición-indefinición -intencionada de nuestra tarea es lo que hace tan complejo el cómo estamos ahí. Este trabajo desarrolla eso, el cómo estamos-siendo junto a los chicos, a los compañeros, los equipos terapéuticos, el personal del hospital. Cómo estamos siendo en esa trama y cómo va mutando la tarea a partir de este devenir del estar-siendo, que es un aquí y ahora, un presente dinámico, llegar, estar juntos, aterrizar y armonizar, porque cada uno llega en su frecuencia, con su carga emocional, con su vida cotidiana. Armonizamos nuestras disonancias, empezamos a estar juntos con nosotros y con los chicos. Este estar juntos permite armonizar las energías, nos permite llegar a los chicos de cierta forma, con una cierta presencia-presente que es la que va a posibilitar el encuentro, es fundamental la implicación en lo que se está haciendo, implicarse personalmente e ir al encuentro de los chicos.

Se pone en juego el rol del acompañante, en estos dispositivos que armamos, los que proponen son los chicos, trabajamos con lo que los chicos proveen y “acompañamos” para que eso pueda desplegarse, desarrollarse, compartirse, que pueda simplemente salir, en el proceso nos nutrimos de todas las disciplinas nombradas y fundamentalmente de lo que proveen los chicos, nos preguntamos serán los auténticos represententantes de la indisciplina?

Proponemos que la propuesta es una excusa generadora, que lo importante es el encuentro, la disponibilidad, el deseo en el núcleo de la esencia del acompañamiento, desde nuestro querer estar, encontrar un tiempo de compartir.

Con lo que ponen en juego los chicos logramos hacer visibles escenas maravillosas, proyectos en los que cada uno se ve involucrado y se va transformando en el proceso, es un proceso , en el que vamos transitando juntos y vamos descubriendo que hay aspectos de los chicos y aspectos propios que compartimos, son puntos de encuentro de nuestras esencias, de nuestras historias. Hay puntos de desencuentro también, con las luces y con las sombras, con lo que se puede y con lo que no se puede, con lo que se quiere poder y con lo que no, con lo que tenemos y con lo que nos falta, con las potencialidades y las limitaciones, con lo que podemos ir construyendo juntos, con lo que el otro me puede enseñar, yo traigo algo para brindar y también el otro me brinda, se juega nuestra disposición a recibir, a escuchar, a senti-pensar.

Aquí entra en juego un punto muy importante y muy difícil de descubrir en la cultura en la que estamos inmersos, (lo consideramos un ejercicio de serendipia) y la joya encontrada es la paciencia, la espera, el soportar el caos, la incertidumbre, el no saber, la no seguridad, como condimentos del devenir y esta posibilidad de espera, esta paciencia en ejercicio es la que permite que afloren aspectos luminosos de los chicos que torpemente dimos en llamar creatividad, no es un terapeuta un musicoterapeuta, un trabajador social, un médico, un psicopedagogo, un...viniendo a intervenir sobre los chicos que no pueden, que no saben, a los que les falta, sino es el intercambio, es un... transmutado en un in-disciplinado que como puede acompaña lo que los chicos pueden y no pueden, lo que saben, lo que brindan.

Un cauce que se llena, una compañía, un sentido y un proyecto conjunto de todos, aquí confluyen todos nuestros talleres, en distintos días, con distintos equipos y con todas las conexiones que podemos hacer entre las distintas propuestas que terminan imbricándose en una trama de amor.

Una de las líneas de la in-disciplina es estar en-disciplina, es “estar-en-con-ahí-presente”, con mis herramientas, con lo que conozco, a sabiendas que eso que conozco no alcanza, no puedo enmarcar, no tengo la verdad absoluta, que la persona que tengo frente a mi puede ofrecer algo que ponga en jaque mis herramientas, podemos construir nuevas juntos, mi herramientas pueden servir para desarrollar un aspecto.

Pensando en términos de una ecología de disciplinas, mediante el diálogo de disciplinas es posible crear la posibilidad de intelegilibilidad entre diferentes saberes, es la idea de que el conocimiento científico puede ser útil, pero no puede de ningún modo ser único, pero, ¿qué tipo de conocimiento científico es? ¿es un conocimiento que reconoce los otros tipos de conocimiento o es un conocimiento que se autodenomina el único conocimiento válido?

En el segundo caso, esa forma de conocimiento científico carece de interés para nuestra posición, por lo tanto, consideramos que no podremos avanzar si no transformamos muestras disciplinas, el objetivo fundamental entonces es esta transformación de las disciplinas; es una extensión que regresa, es atraer a otros conocimientos al interior de nuestras disciplinas.

De esta forma se pueden poner en diálogo distintas tradiciones filosóficas, ahí está la cuestión, es, además de una batalla epistemológica, una batalla política para expandir nuestro conocimiento de la diversidad del mundo, pensamos que la experiencia del mundo es inagotable en su diversidad, y en las universidades sólo se estudia una porción mínima, se es tan selectivo acerca de lo que se estudia que no debe asombrarnos la cantidad de descartes que se hacen, la cantidad de experiencia que se rechaza, consideramos que el “estar siendo en in-disciplina” es una posibilidad cierta de rescatar de este desperdicio de experiencias alguno de los múltiples saberes descartados.

Como estudiantes de musicoterapia, encontramos en los sonidos una forma de comunicarnos con los chicos. Juego, taller de lectura. La dinámica es simple y es muy compleja en términos de la teoría de la complegidad de Edgar Morin.

Asistimos al armado de un espacio que convoque, arquetípicamente trabajamos en círculo, luego comenzamos un período de exploración de los materiales, de llegada y de permitirles llegar a los chicos,es un tiempo que necesitamos y también los chicos, un tiempo de espera de observación implicada, de una escucha, de sentir un clima que estamos vivenciando, surge la posibilidad de que eso tenga un cauce hacia alguna actividad grupal.

En nuestro caso utilizamos lectura, dibujos, escenas, ejercicios de teatro, música instrumentos música editada. La cantidad de técnicas es muy variada, pero este trabajo justamente se centra en lo que da la estructura y lo que le da la potencia a todos estos encuentros y a que todo esto vaya tomando forma. Por eso decimos que la propuesta es la excusa, lo que es importante es el estar, el cómo estamos ahí, como estamos-siendo ahí, como vamos transitando y nos vamos transformando, es lo que va dándole sentido y lo que va definiendo- indefiniendo eso que hacemos ahí desde el Ubuntu.

Views: 50

Comment

You need to be a member of The Global Education Conference Network to add comments!

Join The Global Education Conference Network

© 2021   Created by Lucy Gray.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service